Gran Delegación Regional de Cochabamba

octubre 20, 2015

La Comedia de Dante

A.·. L.·. G.·. D.·. G.·. A.·. D.·. U.·.
S.·. F.·. U.·.
L.·. I.·. ALFA DELTA OMEGA – Valle de Cochabamba

“Por mí se va a la ciudad doliente;
por mí se va al eterno tormento;
por mí se va hacia la maldita gente.”
Inicio del Canto III del Infierno. Dante Alighieri

QQHH:. Por encargo del VM:. os presento el tema solicitado. No es tarea fácil plasmar en unas cuantas líneas la grandeza artística y todo el simbolismo iniciático de la obra cumbre de Dante Alighieri, por lo que apelo a la benevolente paciencia del que escuchare este trabajo, que es de carácter más bien recopilatorio. Para situarnos en el contexto histórico se presenta una sucinta sección de antecedentes históricos y biográficos; seguidos de la descripción de la Sociedad Secreta a la cual Dante perteneció y la Divina Comedia como obra principal y de altísimo simbolismo iniciático.  Finalmente a manera de conclusión se plantea una interpretación particular sobre la obra.

Antecedentes históricos y biográficos[1]

Durante Alighieri nació en Florencia el año de 1265, hijo del primer matrimonio del comerciante Bellincione d’Alighiero con Gabriella Abati. Bue bautizado en el Baptisterio de San Juan, conoció a sus nueve años a Beatrice Portinari, de quien se dice que se enamoró a primera vista y fuera su inspiración años más tarde. Aunque cuando alcanzó los 12 años, se comprometió con Gemma, hija de Messer Manetto Donati, con la que se casaría en 1291. Su infancia y juventud coincidieron con los años más pacíficos que transcurrió Florencia en aquella época, sobre todo hasta la ascensión de Bonifacio VIII al trono de San Pedro en 1295. A partir de entonces, Dante, que ya había participado, como soldado güelfo, en el sitio de Poggio di Santa Cecilia contra los aretinos (1285) y había sido jinete en la batalla de Campaldino (1289), también contra los gibelinos (partidarios del poder imperial contra el papado), se adhirió abiertamente a los ideales políticos de democracia e independencia comunal de los güelfos.

Fue discípulo de Brunetto Latini, quien lo inició en la poesía y las artes líricas. Estudió poesía toscana de Guittone de Arezzo y Bonagiunta Orbicciani. Lo cautivó la Escuela Poética Siciliana y las obras de Virgilio. Estudió la lengua vernácula italiana, el latín (la lengua franca de esa época) y el provenzal.

A partir de sus 18 años, a menudo intercambiaba saludos con Beatrice en la calle, pero nunca llegó a conocerla bien. Algunos autores sostienen que fue en nombre de este amor que Dante dio nacimiento y letras al Dolce stil nuovo que influenciaría a escritores y poetas a escribir sobre el tema del Amor cortés.  Más tarde, estudio medicina y farmacia para listarse en uno de los gremios de Corporazioni di Arti e Mestieri siendo admitido en el gremio de los boticarios.

Beatrice Portinari murió en 1290. Sin embargo, Dante un año más tarde se casó y tuvo varios hijos con Gemma, a saber, Jacopo, Pietro y Antonia, y Giovanni.

Los años siguientes estalló una convulsión política en Florencia con el advenimiento de Bonifacio VIII como pontífice y la lucha entre las distintas facciones güelfas se agudizó; los “güelfos negros”, encabezados por una familia de magnates, los Donati, consiguieron el apoyo del papado. Los güelfos “blancos”, liderados por los banqueros y comerciantes Cerchi, fueron derrotados en 1301, trayendo graves consecuencias para Dante que fue acusado de baratería, fue condenado a un exilio de dos años y a no intervenir de por vida en los asuntos públicos en Florencia. El destierro duró más de lo establecido, hasta llegar en 1315 a la imposición de la condena de muerte a él y su descendencia, tras su rechazo de la amnistía por las exigencias humillantes que esta implicaba.  En 1319, probablemente, el poeta se encontraba al servicio del señor de Rávena Guido da Polenta, quien lo envió a Venecia en calidad de embajador. El largo viaje, en pleno verano, por tierra primero y luego por las lagunas de la costa del Adriático, le fue fatal. A su retorno a Rávena, enfermó gravemente de la malaria contraída durante el trayecto. Murió en septiembre de 1321 y fue enterrado, en medio de solemnes homenajes, en la iglesia de San Francisco de Rávena.

La Sociedad de los Fieles de Amor y la Divina Comedia

Fedeli d’Amore fue una sociedad secreta enigmática de las que tanto abundaron en la Europa medieval y renacentista. Según Luigi Vaggi en su obra Il linguaggio segreto di Dante e dei «Fedeli d’Amore» (1928), menciona que se consideraban a sí mismos seguidores de Eros, antigua divinidad griega del Amor, y en todos sus poemas lo personifican como una entidad con inteligencia y voluntad propia, con potestad para regir e inspirar sus actos, sentimientos y pensamientos. No se trata de un amor romántico, sino de la utilización del simbolismo que éste ofrece para transmitir un pensamiento filosófico y místico, además de mensajes en clave. Las personalidades más emblemáticas del grupo fueron: Guido Cavalcanti, Dante Alighieri, Giovanni Boccaccio, Petrarca, Andreas Cappelanus, el cardenal Francesco da Barberino, Dino Compagni como también Brunetto Latini y Giovanni Cavalcanti, y entre los filósofos Marsilio Ficino. La mayoría se expresaron a través de una poesía místico-amorosa utilizando el Dolce stil nuovo, que marcara las pautas de la literatura incluso hasta nuestros días.

La poesía de los Fieles de Amor no cuadra con la vida cortesana medieval, sino con la revolución mística de movimientos como los Cátaros y los Templarios de cuya orden tenían algún tipo de filiación, pero siempre desde un contexto laico de la búsqueda de la Sabiduría. En este sentido cabe mencionar que Dante criticó abiertamente al rey Felipe el Hermoso de Francia y al Papado por el ultraje cometido contra la Orden de los Templarios. Es conocida la pertenencia de Dante Alighieri, con dignidad de Gran Maestre de los Fieles y otro tanto corresponde afirmar del pintor Pedro de Pisa. Los Fieles poseían una transmisión iniciática y una corriente doctrinal esotérica propia en su forma externa, de indudable origen templario e influencia ismaelita.

En el museo de Vienne, junto al Ródano, se conservan dos medallas con la imagen de Dante Alighieri y del ya mencionado pintor Pedro de Pisa y en las que se leen las letras FSKIPFT, que según René Guénon son las iniciales de «Fidei Sanctae Kadosch, Imperialis Principatus, Frater Templaris» o sea «Consagrado de la Fe Santa, Príncipe Imperial, Hermano Templario». Como el mismo René Guénon señala, la denominación de Kadosch (Consagrado o Santo) es una palabra que se emplea hasta hoy en conexión con un alto grado de la Masonería del Rito Escocés Antiguo y aceptado, rito que es caballeresco y templario por excelencia.

Un dato anecdótico es el uso frecuente en las obras dantescas del nueve (y su relación con el tres) por su relevancia en contextos templarios, sobre todo si recordamos que en alquimia tal cifra es la clave de la síntesis final de un ciclo y el comienzo de otro.  En el mismo ámbito, Vaggi ha demostrado los estrechos vínculos entre los Fieles de Amor y los alquimistas.  Tres características herméticas principales de este grupo: La mujer gentil: representa la filosofía o una sabiduría trascendente. La mujer glorificada que representa la inteligencia como capacidad para elevar la conciencia.  La rosa: simboliza la conquista de esa Sabiduría espiritual, la verdad oculta tras el velo de las apariencias.

Hay buenas razones para pensar según Guénon que la Fede Santa, era en ese tiempo algo semejante o el origen de la «Fraternidad de la Rosa-Cruz», siendo su simbolismo básico también de naturaleza astrosófica. Haciendo referencia al Trivium y al Cuadrivium es decir a las «siete artes liberales».

Aunque prácticamente dicha sociedad se extinguió con la muerte de Ficino en 1499, se redescubre en el siglo XX como un movimiento ideológico, político y cultural de grandes dimensiones.

La poetisa Mirta Eva Ruiz menciona: “El nuevo poeta escribe con intención, para difundir la verdad y divulgar los fenómenos más recónditos del espíritu y de la naturaleza. Hay una intención científica, pero también una intención artística: la de adornar y embellecer”.  Este uso de la poesía es sí misma es como un vehículo del Humanismo, una nueva actitud filosófica que triunfó en Florencia y sacó a Europa occidental de la Edad Media.

El toscano Boccaccio restauró la figura de Dante (denostada por intrigas políticas), divulgó la Comedia (a la que añadió el epíteto de “divina”) y trabajó sin descanso por la difusión de los valores del mundo clásico a través de la literatura, hasta convertirse en un proyecto educativo revolucionario.

La fuente para conocer a fondo el simbolismo y ritual de los Fedeli d’Amore es una obra del Dante: la «Vita Nuova».  Las investigaciones de los autores ya citados han permitido vislumbrar que los cuatro primeros capítulos de la «Vita Nuova» corresponden al Primer Grado de la Fede Santa, denominado FEIGNAIRE o Aspirante. Los capítulos 5 a 13 se refieren al segundo Grado, PREGNAIRE o Postulante. En los capítulos 14 a 17 se velan simbólicamente ritual y doctrina del Tercer Grado, ENTENDEIRE u Oyente. Finalmente los capítulos 22 a 29 se centran en el Cuarto y último Grado, SERVUS o Servidor.

Los capítulos 30 a 34 inclusive narran las experiencias espirituales subsiguientes a la Iniciación entre los miembros de la Orden. Los capítulos 35 a 39 están dedicados a narrar los afanes del iniciado al retornar a la vida cotidiana. El final feliz se reserva para los capítulos 40 a 42 que constituyen un cántico espiritual de gran elevación.

La Comedia de Dante, su obra maestra, no tiene un único sentido, sino más bien se la puede considerar polisémica, es decir, de muchos sentidos; en efecto, el primer sentido es el que proviene de la lectura literal y tiene un altísimo valor literario y poético al estar escrito en terza rima y constituirse como la base del idioma italiano. El otro sentido mucho más sublime es simbólico, iniciático y místico a través de la lectura culta entre líneas de la obra.

Por ejemplo el mensaje escrito en el canto IX del infierno:

«O voi ch’avete li’ntelleti sani, mirate la dottrina

che s’asconde sotto ‘l velame de li versi strani».

 

¡Oh, los que sois de entendimiento sano, comprended la doctrina que se encierra

de mi velado verso en el arcano!‘”.

Dante vuelca lo más elevado de la gnosis templaria en forma recóndita, cifrada en símbolos y velada por alegorías. Y nuevamente aparece aquí patente su filiación templaria, pues tras haber sido guiado en el poema por Virgilio y por Beatriz es Bernardo de Clairvaux, fundador de la Orden del Temple e inspirador de su Regla, quién lo conduce a los planos de más elevada espiritualidad, hasta llegar al «Amor que mueve al Sol y a las estrellas», donde culmina y finaliza el poema.

El tema central del esoterismo de Dante es el Amor divino como medio para alcanzar la Sophia, es decir la divina Sabiduría que se halla más allá de todas las creencias y dogmas. Esta Sophia es el tema clave de todo el esoterismo gnóstico, incluyendo aquí no sólo a los Templarios y a los Fedeli d’Amore sino también a los cátaros, alquimistas, rosacruces y otras corrientes iniciáticas occidentales y orientales.  A este respecto, el viaje poético e iniciático de Dante por el Infierno, el Purgatorio y el Paraíso guarda mucha relación al viaje nocturno de Mahoma descrito en el Al-Coran y en otros modelos de la literatura espiritual islámica, según Miguel Asín Palacios en su obra «La escatología musulmana en la Divina Comedia», 1984.

La Comedia está compuesta por 14.233 versos endecasílabos en terza rima, divididos en tres libros o partes: Infierno, escrito hacia 1312; Purgatorio, hacia 1315; Paraíso, entre 1316 y 1321, Cada libro cuenta con 33 cantos y el primero o proemio totalizando 100 cantos. Narra el viaje del poeta a los reinos de la ciudad doliente y Lucifer, el cual inicia a los treinta y cinco años de edad el día Viernes Santo del año 1300. Dante se encuentra perdido en la selva oscura; de allí lo rescata Virgilio, enviado por la Virgen María, Santa Lucía y Beatrice. Ambos descienden al Infierno y recorren sus nueve círculos.

Primer círculo: El Limbo. En este se encuentra las personas no bautizadas en la «mansión de los justos».

Segundo círculo: Errantes por el espacio se encuentran los lujuriosos y las personas que pecan por amor utilizándolo para bien propio.

Tercer círculo: Metidos en el fango, se encuentran los glotones, los soberbios y los envidiosos.

Cuarto círculo: En este círculo pródigos y avaros, chocando y mofándose unos con otros.

El quinto círculo y el sexto están conformados por la ciudad de «Dite» (Plutón), aquí se encuentra los orgullosos, los herejes y los materialistas.

Séptimo círculo: El séptimo círculo vigilado por el minotauro, está dividido por tres círculos llenos de piedra y rodeados por un gran río de sangre. los violentos, los injuriosos y los usureros.

Octavo círculo: los fraudulentos. Comprende diez fosas donde se encuentran: los rufianes, los seductores, aduladores, cortesanos, simoníacos, los adivinos, los que trafican con la Justicia, los hipócritas; los ladrones, los malos consejeros, los escandalosos, cismáticos, herejes, los charlatanes y falsarios.

Noveno y último círculo: Para los traidores divididos en cuatro razas. la caína: Los traidores a sus parientes.  la Antenora: Los traidores a su patria. la Plotomea: Los traidores a sus amigos y huéspedes. la Judesca: Los traidores a sus bienhechores.  En el centro de la tierra, entre hielos que envuelven las sombras, esta Lucifer con medio cuerpo fuera de la superficie glacial, masticando a Judas.

El Purgatorio con nueve terrazas que se van restringiendo hasta la cumbre. En este espacio, Dante empieza ya a tomar referencias materiales de la tierra y se remonta más hacia el sentido de la naturaleza, es por ello que para él la montaña es el inicio de una gran travesía hacia el cielo donde se pueden purgar las penas.

La montaña es una isla y tiene una puerta; en sus laderas se escalonan terrazas que significan los pecados mortales; el jardín del Edén florece en la cumbre, los espacios divididos en su interior son:

  • Primera plataforma: donde están los Negligentes.
  • Puerta del purgatorio: vigilada por un ángel.
  • Primer círculo: Donde se purga el pecado de la soberbia y se castiga a los orgullosos.
  • Segundo círculo: Donde se purga el pecado de la envidia.
  • Tercer círculo: Donde se purga el pecado de la ira.
  • Cuarto círculo: Donde se purga el pecado de la pereza.
  • Quinto círculo: Donde se purga el pecado de la avaricia.
  • Sexto círculo: Donde se purga el pecado de la gula.
  • Séptimo círculo: Una voz salida de un árbol recuerda ejemplos de gula. Un ángel guía a los poetas, Dante y Virgilio hasta el Octavo círculo y luego al jardín del Edén.

En el Paraiso, Dante se despide de Virgilio y se encuentra con Beatrice quien lo acompaña en su recorrido. Lugar caracterizado por esferas celestes movidas por coros angelicales, que se producen de los 4 elementos básicos: aire, fuego, agua y tierra. El paraíso esta conformado por nueve cielos y la ciudad de Dios, cada uno de ellos es una esfera que rodea la tierra, los siete primeros eran los planetas conocidos, el octavo las constelaciones solares y estrellas fijas, y el noveno estaba determinado por un cielo cristalino que permanece inmóvil, donde se encuentra el paraíso.  Los primeros sietes cielos o esferas los simboliza, las 7 virtudes teologales que son parte de la exploración del paraíso a través de consideraciones morales y espirituales. Beatrice, quien lo conduce hasta el Empíreo, donde por un momento el poeta goza de la visión de la divinidad.

A manera de conclusión

La Comedia debe su nombre a su movimiento ascensional: el asunto es horrible en el primer libro, pero esperanzador en el segundo y feliz en el tercero; el adjetivo Divina con que ha llegado hasta nosotros le fue agregado por la posteridad. En efecto, por su inconmensurable valor poético, la grandeza mística, su carácter iniciático, alcance de su perspectiva filosófica, la belleza y precisión de sus imágenes y la perfección de su lengua, la Comedia ha sido considerada como el mayor poema de la edad media y del inicio del renacimiento.

Lo mencionado en la obra es muy simple de entender para quién posee las necesarias aptitudes y cualificaciones para emprender verdaderamente la vía iniciática pero no resulta cosa simple para la inmensa mayoría de las personas; más todavía, si se trata de interpretar los enigmas de la obra desde el enfoque dogmático y religioso, que aún permanece arraigado en miembros de algunos grupos o sociedades secretas.

No obstante, aquellos que tengan ojos para ver y oídos para escuchar, también quieran comprender por su propia voluntad: el amor que al sol y a las estrellas mueve.

He cumplido VM:.

P. E. P. V.   M.·.M.·.

 

Bibliografía

 René Guénon. EL ESOTERISMO DE DANTE. (1925)

  • Naty Sánchez. LA EPOPEYA MÍSTICA DE LOS FIELES DE AMOR
  • Dr. Spicasc. DANTE ALIGHIERI Y LA FILIACION TEMPLARIA DE LOS FEDELI D’AMORE. INSTITUTO ACADEMICO ORION
  • Adriana Quiroga, Hernán Guerrero y Ulises Márque. LA DIVINA COMEDIA
  • Dante Alighieri. LA COMEDIA. Traducción de Bartolomé Mitre.
  • Luigi Vaggi “IL LINGUAGGIO SEGRETO DI DANTE E DEI «FEDELI D’AMORE» (1928)
  • Miguel Asín Palacios. «LA ESCATOLOGÍA MUSULMANA EN LA DIVINA COMEDIA», 1984.

[1] Extractado de www.biografiasyvidas.com y otras páginas.

1er Grado, Planchas y Trazados