Gran Delegación Regional de Cochabamba

agosto 29, 2015

LOS CIRCULOS DE PERTENENCIA

Los Círculos de Pertenencia nacieron como una recomendación del Congreso de Maestros  Masones realizado en el v. de Cochabamba y fueron “legalizados”  por la Gran Maestría mediante Decreto No.  D-075-2010 de fecha 3 de junio de 2010.

Ahora veamos cual era su propósito y si lo lograron.

La idea era crear grupos de maestros masones con inquietudes similares dentro de la orden que quisieran realizar trabajos sin ritualismo y especialmente con una estructura desjerarquizada que tomara más en cuenta el trabajo que la antigüedad o el grado de cada miembro y tomara sobre todo las inquietudes, anhelos o deseos de distintos grupo de maestros.

El inicio de los trabajos fue auspicioso en algunos valles. Especialmente en Cochabamba donde un interesante grupo de maestros masones se decidió a trabajar en variados temas.

El trabajo inicial realizado fue por recomendación del Gran Maestro Rudy Barbosa, quien nos hizo notar que todo el mundo habla de los “Derechos Humanos”, como si estos derechos no generaran obligaciones. Así nació  el trabajo sobre los “Deberes Humanos” que fue exitosamente concluido y publicado.

Otro trabajo llevado a cabo fue una encuesta en el v. sobre percepción de la Orden entre los Maestros del Valle.

Este trabajo se realizo mediante encuestas y grupos focales y logro hacer entender el rumbo que se percibía que la Masonería del valle tenía y cual debía tener.

Se tenía la idea de seguir con otros trabajos, uno de los cuales se avanzo hasta su discusión final y fue sobre la modificación de la Constitución de nuestra Orden.

Este trabajo se presento pero fue lamentablemente muy mal interpretado, pues se pensó que los Círculos de Pertenencia estaban viniendo a sustituir instancia “legales” de la Institución.

En esas circunstancias se presento la división del Escocismo en nuestro v. y eso repercutió directamente en los Círculos,  pues se creyó que ellos eran una sustitución de los Grados  Complementarios o Superiores o Filosóficos como se los conoce y su accionar se vio lamentablemente disminuido.

Aquí déjenme decir que analizando la situación en la que el Círculo se debatía, llegamos a la conclusión de que los miembros de  la Masonería, pasan por varias etapas en las que se pone a prueba su permanencia en la Orden.

Lógicamente la primera sería la de la Insinuación donde se selecciona a  los “profanos” que luego serán Iniciados. Ahí tenemos la segunda prueba, pues varios de los iniciados abandonan la Orden al ver que esta no es lo que esperaban que fuera.

La tercera etapa de gran abandono de masones se da luego de la exaltación, lo que comúnmente llámanos de forma coloquial les da “maestritis”. Es decir lograron lo que querían y se van.

Pero existen alguno que persisten en ser masones de verdad y son los que ingresan en las oficialidades de los talleres y siguen con una asistencia regular. Ellos luego de un periodo breve son invitados a pasar al Escocismo.

Y ahora haciendo un frio análisis vemos que los masones en esta etapa ya no tienen como meta el “SER MEJORES” y pasan a la otra premisa quieren “SER MÁS” y lógico inician la carrera que habrá de concluir con el Supremo Grado 33.

Esto no sería ni raro ni novedoso si no viéramos que la tradición de la orden hace que conforme mas se asciende en el Escocismo se iniciala inasistencia recurrente en el Simbolismo. Y cuando se ha logrado la Venerabilia del Taller se permanece casi en la generalidad solo dos años más. El de ExVenerable y el Inspector del Rito. Y luego se abandona el simbolismo casi en forma permanente.

Y veamos por qué:

Primero ya se ha permanecido en la Orden por un largo periodo de años y la novedad se ha perdido.

Segundo los temas tratados ya no motivan, por ser casi siempre repetitivos.

El tercer problema es el tiempo dedicado a la Masonería. Pues de la tenida semanal se pasa a una más mensual y luego a dos más al mes y luego a dos por semana. Lo que en muchos casos se hace difícil. Y casi la generalidad prefiere asistir regularmente a los Grados Superiores donde va viendo cosas nuevas y además le permiten ir avanzando en su meta de ser “MAS”.

Así vemos que el simbolismo es abandonado por los Maestros más antiguos y meritorios. Que en la generalidad de los casos hasta dejan de pagar sus óbolos. Y aunque esto es contrario a las disposiciones reglamentarias pues se debe estar a plomo en el Simbolismo para poder seguir su ascenso en el Escocismo. Eso en la realidad diaria no sucede.

Los Maestros Masones que no has gustado de los Grados Superiores y desean permanecer en la Orden era el “Grupo Meta” de los Círculos de Pertenencia”.

Lamentablemente el objetivo si bien inicialmente se logro no pudo sostenerse y ahora por lo menos en el valle de Cochabamba el Circulo “Masones Trabajando” esta en términos masónicos “en sueño”.

El año 2010 se puso en vigencia un Reglamento de los Círculos de Pertenencia que contiene toda la idea de objetivos, formación y estructura de los mismos, pero ese reglamento, lamentablemente no fue conocido o adecuadamente difundido. Por ejemplo yo recién lo encontré, cuando escribía estas líneas y creo que la pregunta ahora debería cambiar.

¿Queremos reactivar y hacer funcionar adecuadamente los Círculos de Pertenencia?

Si la respuesta es positiva y viendo como hemos analizado los varios problemas que se presentaron en el pasado, creo que debemos cambiar de enfoque a la actividad de los Círculos.

Primero se debe elegir el producto que queremos obtener y en base al tema elegido se agruparan los Maestros Masones que deseen coadyuvar en el trabajo.

Por ello debería ser trabajo del Gran Delegado Regional o de quienes él delegue el elegir los temas, para hacerlos conocer, recopilarlos y publicarlos. Así se convocara a los Maestros que deseen participar del tema y no mediante reuniones que por el tema del tiempo se hacen difíciles de llevar a cabo.

Los nuevos Círculos así formados serian Círculos Virtuales, que trabajarían mediante una conexión de internet y mediante uno de los varios programas que sobre el tema existen.

Su trabajo seria coordinado y supervisado por el Maestro elegido en el valle para el tema y se podrían tratar varios temas al mismo tiempo. Lógicamente cada tema con un coordinador diferente.

Esta modalidad virtual haría que maestros con inquietudes diferentes puedan presentar trabajos sin apuros y sin compromisos de tiempo de reunión que en muchos casos es considerado “tiempo perdido”.

Esta propuesta modificaría el Reglamento de los Círculos, pero creo los haría más operativos, y se podrían lograr productos que después se deberían publicar en ediciones limitadas para incentivar el hábito de la lectura entre todos los masones del valle.

Sobre temas nacionales debería ser el Gran Maestro quien elija uno o dos temas por año y así tener una publicación seria y participativa de la GLB, para su distribución tanto nacional como internacional.

Creo que ha llegado el momento de adecuar los Círculos de Pertenencia a la realidad que estamos viviendo en la Masonería boliviana y ahora tendríamos unos Círculos de Participación, que podrían ser un canal para la publicación de trabajos de los Maestros Masones que no encuentran vías para ser difundidos.

Vivimos una etapa de cambios por ello creo que los Círculos De Pertenencia deberían cambia a Círculos de Participación.  Que sean ellos el canal de publicación y difusión de las ideas de los Maestros Masones.

M:.M:. Enrique Toro T.

Planchas y Trazados, Portada