Gran Delegación Regional de Cochabamba

agosto 29, 2015

GOBIERNOS ABIERTOS

Jorge Armando Leygue Alba

Se ha afirmado constantemente que  los masones desencadenaron la revolución francesa de 1789  y que  en el secreto de sus Templos, prepararon un vasto complot para destronar a los reyes.

¿Se adhirieron los masones realmente a la ideología de las Luces? ¿Propagaron los ideales de libertad, igualdad y fraternidad junto a las ideas de tolerancia y progreso? A pesar de los muchos detractores y la escasa documentación escrita; creemos que sí. Baste decir que de un centenar de masones detenidos en Toulouse, 37 murieron en el cadalso y de 52 parlamentarios guillotinados hasta 1794: 27 eran masones. Si no organizaron la revolución, al menos se plegaron a ella de forma entusiasta.

  La Masonería ha ejercido una influencia en el establecimiento y desarrollo de los Estados Unidos mayor que cualquier otra institución. Ni lo historiadores generales, ni los miembros de la fraternidad desde los días de las primeras convenciones constitucionales han comprendido cuánto le debe Estados Unidos a la Masonería y qué papel tan importante cumplió en el nacimiento de la nación y el establecimiento de los hitos de la civilización moderna.

Dio forma a los ideales que sustentaron la guerra de la independencia y  al pensamiento de los políticos y gobernadores, los planificadores de alto nivel y los que tomaban las decisiones; influyendo en las actitudes de hombres como  Washington y Lafayette. Los soldados encontraron en ella un vínculo unificador y un principio de solidaridad.

En América Latina la mayoría de los historiadores coinciden en que a fines del siglo XVIII el venezolano Francisco de Miranda fundó en Londres una logia masónica llamada La Gran Reunión Americana para actuar a favor de la independencia de las colonias españolas. Esta logia, que supuestamente obedecía a la Gran Logia de Londres, se expandió y llegó a España tomando el nombre de la Sociedad de los Caballeros Racionales. Casi todos los próceres de la independencia americana habrían pertenecido en algún momento a ella.

En cuanto a la Logia Lautaro de Buenos Aires, según Pacho O’Donnell, fue creada por José de San Martín y Carlos María de Alvear en 1812, “a semejanza de la de Londres, con el propósito de ejercer una influencia decisiva en los medios militares y políticos”.

En Bolivia los historiadores suelen, no registrar influencia masónica alguna en el desarrollo de los acontecimientos, a excepción de  Mariano Baptista Gumucio que en su libro de “Historia Contemporánea”  menciona que…Al igual que en 1930 en la caída de Hernando Siles; la Hermandad Masónica coordinó la lucha de la alianza opositora contra el gobierno de Villarroel en 1946. Se fijó la Universidad de La Paz, en manos del rector Héctor Ormachea Zalles, protegido por la autonomía, para que encabece el comando de la conspiración.

Como se puede ver, al menos algunos masones han intervenido de manera militante en los procesos de cambios políticos que vienen desde la revolución francesa hasta nuestros días;  quizás no necesariamente como mandato de las logias  sino por el compromiso adquirido en los estudios de las artes y la filosofía: No hay Estética en la opresión, ni Ética en las dictaduras.

En qué punto estamos y hacia donde nos dirigimos?

La ciencia y la tecnología han abierto más posibilidades que nunca, la informática y las comunicaciones han cambiado totalmente nuestro entorno, debemos utilizar las nuevas herramientas. Las redes sociales se han convertido, en el reflejo inmediato y espontáneo de lo que piensan los ciudadanos. Durante todo el día, millones de personas escriben en Facebook o Twitter aquello que les preocupa; desde cuestiones personales, hasta problemas que los afectan como sociedad.

Parafraseando a Feuerbach, podríamos decir  “Hasta  ahora se ha intentado interpretar el mundo, es hora de transformarlo”. Un camino posible es el de participar en los llamados Gobiernos Abiertos.

Wikipedia nos dice:

El Gobierno Abierto es una doctrina política caracterizada por la adopción de la filosofía del movimiento del software libre a los principios de la democracia. El Gobierno Abierto tiene como objetivo que los ciudadanos colaboren en la creación y el mejoramiento de servicios públicos y en el robustecimiento de la transparencia y la rendición de cuentas, sustentándose en tres pilares básicos:

la Transparencia

la Colaboración

la Participación

La transparencia, decían algunos hermanos, debe llevarnos a abrir nuestra institución como lo hacen otras instituciones. Todo el mundo sabe que hacen los Boy Scouts – continuaban diciendo – pero nadie sabe exactamente que hacen los masones.

La diferencia es grande, pues mientras los Boy Scouts aprenden a valerse por sí mismos en la naturaleza definida en sus leyes; los masones deben hacerlo en la sociedad donde imperan las ideologías y donde la verdad suele estar oculta por el fanatismo.

Es decir, la transparencia no está en revelar nuestros secretos que son el complemento de la iniciación  y sin ella no pueden ser entendidos, sino en expresar nuestro compromiso, como individuos, en la Libertad y los Derechos Humanos, sustentados por lo aprendido en masonería.

La Colaboración consiste en apoyar el trabajo de Administración y optimizar los recursos, pero es obvio que no se puede apoyar algo que no se conoce. Cuando con una tecla de computadora se pueda acceder al detalle de ingresos y de gastos, surgirán ideas nuevas en las cuales se pueda invertir como individuo o como empresario.

Se ha pensado alguna vez en formar una Universidad Masónica  para  difundir  La Ética tanto en el comportamiento profesional como en cada acto individual. Practicando cada día, en los cinco años que dura una profesión, se podrían tener al final no solo buenos profesionales sino mejores ciudadanos.

La Participación favorece el derecho a ser parte de la conformación de planes, programas y políticas. La participación  puede ser  hacia adentro y hacia afuera. La primera implica la familia, el trabajo y la GDR y la segunda, la región, el país y la GLB.

Que podemos conocer, que podemos difundir y que podemos transformar para continuar el camino histórico de nuestros antecesores con los medios de hoy…

Planchas y Trazados, Portada